YO TAMBIÉN FUI SIN

Publicidad

Servitoro

Lunes, 17 Noviembre 2014 18:01

José Pedro Prados Martín "El Fundi": "Hicieron unas pruebas con gente jovencita y me cogieron"

Escrito por  J.Carlos Martín

José Pedro Prados Martín "El Fundi", es junto a José Miguel Arroyo "Joselito" y José Luis Bote, Director Artístico de la Escuela de Tauromaquia de Madrid "Marcial Lalanda" desde el pasado mes de Enero.

Desde esta función quiere transmitir a los Alumnos todos los conocimientos que ha ido adquiriendo en una fructífera y larga carrera, con casi 27 años de alternativa, con triunfos importantísimos tanto en España como en Francia, donde es toda una institución, así como en América.

Ya retirado de los ruedos, se le recordará por faenas intensas, llenas de coraje y valor ante toros de Ganaderías como las de Miura, de las que toreó mas de setenta corridas, de José Escolar o Victorino Martín.

Hay una anécdota que dice mucho y muy bien el cariño y respeto que le profesan sus compañeros de profesión. 

El 11 de Agosto del 2007, estando en el patio de cuadrillas de la Plaza de Toros francesa de Dax, compartiendo Cartel con José Tomás y Sebastian Castella, se le acercó el de Galapagar y le pidió el favor de hacerse una fotografía con él. Su explicación fue la siguiente: "Es que Maestro, tengo una con usted de cuando era yo Becerrista, y me hacía mucha ilusión tenerla ahora, de Matadores". 

  • Cómo y porqué se decidió a ser Torero.

Me decidí a ser Torero siguiendo los pasos de mi hermano Ángel Luís que entonces era Novillero, yo le seguía en los entrenamientos, en las Novilladas, en alguna Capea...Entonces me apunté en la Escuela de Madrid, y así empecé.

  • Cómo y dónde se formó.

Mi formación fue "fácil" pues como me apunté en la Escuela, enseguida me pusieron a torear. Hicieron unas pruebas con gente jovencita y me cogieron. Así entré en un cartelito donde toreé muchas Becerradas con Joselito, José Luis Bote, luego muchas sin Picadores, y así con mi esfuerzo y a mi valía profesional pues no fue de mucha dificultad, Mi aprendizaje fue muy bien estructurado y escalonado del que guardo muy buen recuerdo.

  • Qué dificultades se encontró para poder entrar en Becerradas, Novilladas, entrar en tentaderos, etc…

Gracias a Dios no padecí dificultades puesto que al entrar en este cartel, ya que andaban buscando un trio de chavales (tendría trece años) que representara a la Escuela,  ella era la que se encargaba de buscar las Novilladas, así como Enrique Martín Arranz fuera aparte también, así que yo tuve la facilidad de torear bastante. Había que dar el "callo" indudablemente porque si no te quitaban y ponían a otro...pero no tuve la dificultad como otros que tenían que ir por su cuenta.

  • Necesitó algún apoyo extra para poder torear.

¡No, no! Tuve el suficiente apoyo y toreé bastante, así que estuve muy bien arropado y bien llevado en ese sentido por la Escuela

  • Cómo lo llevó la familia.

Bien, porque como seguí los pasos de mi hermano, y todo fue muy poco a poco, toreando becerradas, luego sin Picadores, lo llevaron bien, me apoyaron en lo que pudieron, así que muy bien.

  • Cómo fue su debut de Luces.

Es un día de responsabilidad, es un día donde tú sientes que es un paso  muy importante, y aunque ya había toreado mucho de traje corto, dar este paso a vestirte de luces es algo de mas envergadura, todo te parece mucho mas serio y responsable, con mucha ilusión. Fue un 15 de Agosto en un pueblo de Burgos llamado Salas de los Infantes junto a Joselito, fue una Peña de mi pueblo en autobús a verme y fue un día de muchas emociones del que guardo un buen recuerdo.

  • Un recuerdo especial de esa época.

Así a bote-pronto no tengo un recuerdo muy destacado. Sí que de mi larga carrera los mejores años que he pasado son los del aprendizaje, de Becerrista y Novillero sin Picadores  porque eres muy joven, tienes muchas incertidumbre, ilusiones, esa virginidad que uno tiene, querer aprender todo, es ilusionante.....Fueron mis mejores épocas del toreo

  • Un consejo para los Novilleros sin Picadores.

Mi consejo es que sobre todo tengan afición, que dediquen mucho tiempo e interés del mundo, que no dejen de pensar en el Toro, de entrenar y prepararse. Con la afición se suplen muchas cosas. Todo lo que le entreguen al Toro y a su profesión se lo van a devolver con creces.