EL DOMINICAL
×

Warning

JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

Thursday, 01 November 2018 14:40

La adoracion al toro

Written by  David Benavente Sánchez

El toro objeto de Adoración según la Mitología.

La Mitología Griega ha ejercido una amplia influencia de enseñanza elaborada a través de símbolos y comparaciones aplicables a la Cultura, al Arte y a la Literatura de la civilización occidental y sigue siendo parte del Patrimonio y Lenguaje cultural occidentales. Poetas y artistas han hallado inspiración en ella desde las épocas antiguas hasta la actualidad y han descubierto significado y relevancia contemporáneos en los temas mitológicos clásicos.​ Por supuesto, no hace falta decir que no hay que hacer una lectura literal de los Mitos y ponernos a considerar y a ver dioses por todos los sitios porque eso sería vivir en la vanidad de la imaginación y en la falsedad de la razón dado que solo existe un único Dios. La Mitología es sinónimo de moraleja y así es como hay que acercarse a ella. Como me dijo uno, una vez, en una ocasión: "Si la vida te da un limón, haz limonada" La Mitología ciertamente es para “hacer zumo”.  
La Adoración del Toro Sagrado era común en el mundo antiguo. Su fuente de conocimiento viene de Egipto, quizá el Rey que lo introdujo fue Narmer, 3050 años antes de Cristo Jesús, en el periodo protodinastico, de hecho existe una tabla del Rey rica en símbolos religiosos con el culto al Soberano en donde aparece el Monarca en dicha representación en forma de toro destruyendo la muralla de una ciudad enemiga.
Luego pasó a los pueblos de la Mesopotamia Antigua en done originariamente eran representados como guardianes de las puertas  de muchas ciudades y palacios; en particular, las de los Asirios, que fueron quienes los representaron con mayores dimensiones, con cabeza de hombres y como los encargados de ahuyentar tanto a los espíritus diabólicos como a los enemigos del reino. Estos toros eran referidos e ilustrados generalmente en parejas, situados uno a cada lado de la Puerta de entrada que vigilaban.
En otros tiempos, asimismo, paso a la Grecia Helenista, la misma que en su Religiosidad la difundió a Roma. La mitología Griega narra que Heracles se presentó a Minos, que le autorizó para capturar con sus propias manos al toro cretense, Heracles consiguió dominar al animal y lo condujo, a través del mar Egeo, hasta Micenas. Euristeo, al ver al hermoso animal, lo quiso ofrecer en sacrificio a Hera, pero la diosa lo rechazó al ver la ferocidad del toro, por lo que Euristeo lo dejó en libertad pero el animal hizo estragos por su gobierno y civilización, hasta que finalmente el héroe ateniense Teseo consiguió matarlo con su espada en la llanura de Maratón, cerca de Atenas…
A pesar de que en Egipto fue representado como a un dios y en Grecia fue incorporado a su Mitología fue posiblemente más habitual a Occidente el empleo del toro por parte de Roma y su Religión ya que en ciertas Fiestas o acontecimientos de Conquista a otros pueblos, para agradecer a los dioses hacían sacrificar a uno de estos animales bravos y varoniles en sus Rituales paganos y muchas personas, como sinónimo de el perdón de los pecados, de una verdadera reconciliación y arrepentimiento en una nueva vida , se bañaban en la sangre del animal sacrificado.
Dionisos en la Mitología y en las leyendas es el dios-toro, es el dios de la renovación anual, empapado de toda la exuberancia de la naturaleza. Rebosante de virilidad, Dionisos es el dios que se encuentra rodeado y querido por las mujeres. Estas mujeres que lo adoraban llevaban cuernos, a imitación del dios toro. El animal era llevado en procesión adornado de flores entre la algarabía general para promover la fertilidad de las semillas sembradas en el Otoño, y del suelo durante el descanso del Invierno. Se hacían ofrendas ante la imagen de Dionisos y se cantaban canciones mientras se le incensaba. El propósito del festival Lenaia era despertar a la vegetación dormida y asegurar la fertilidad.

El dios toro forma parte de la Mitología Europea porque Los relatos míticos juegan un papel importante en casi todos los géneros de la literatura que han llegado hasta nosotros hasta tal punto que sin conocer los Mitos acerca del dios toro todos los taurinos casi consideramos al toro como a un dios por su grandeza, trascendencia, simbología, temor y reverencia que nos impone. Nosotros consideramos importante conocer estas leyendas y cuentos acerca de este animal porque engrandece la Fiesta Nacional ya que la Mitología griega se conoce en la actualidad primordialmente por la literatura  y por representaciones Míticas sobre medios plásticos fechados desde el periodo geométrico sobre 900–800 antes de Cristo en adelante confirmando que la Tauromaquia es Literatura, filosofía, periodismo, bibliografía, erudición e inspiración, y que la persona taurina es por afición y carácter la persona literata, sabia, poetisa, estilista, ilustrada, instruida, educada e inteligente.