EL DOMINICAL
Lunes, 17 Septiembre 2018 23:04

Darío Cañas, "En mi casa siempre estuvo presente la afición a la Tauromaquia"

Escrito por  David Benavente Sánchez
Darío Cañas, "En mi casa siempre estuvo presente la afición a la Tauromaquia" Foto: Joël Buravand

Darío Cañas. Novillero sin Picadores, Alumno de la Escuela Taurina de Sevilla-Amate, es natural de la localidad gaditana de Prado del Rey.

¿Quién es Darío Cañas?
Darío Cañas es un joven luchador natural de Prado del Rey, un municipio español de larga tradición taurina de la provincia de Cádiz, ubicado en la ruta de los pueblos blancos, que sueña con llegar a ser torero. 
¿De dónde te viene la afición?
En mi casa siempre estuvo presente la afición a la tauromaquia; lo que despertó en mí una curiosidad por conocer a un animal único e inigualable, como es el toro bravo. Desde pequeño, me despertaba junto a mis padres y mi hermana para ver los sanfermines en televisión, algo que me apasionaba. A menudo, surgían en mí detalles que mostraban el sentimiento que llevaba dentro. Además, mi relación con personas de mayor edad, posibilitaron que viviera esta cultura con mayor intensidad, lo que llevó a la proposición de uno de ellos muy vinculado a mí; Joaquín Tamayo, ofrecerme el entrar en una escuela taurina.
¿Con qué edad tomaste contacto con el mundo del toro?
Tomé contacto con el mundo de los toros a los 14 años.
¿A qué Escuelas Taurinas has pertenecido?
La Escuela Taurina Comarcal de Ubrique dirigida por Vicente Castaño y Juan Rojas fue la que me acogió por vez primera y en la que permanecí hasta los 19 años. A continuación y a día de hoy formo parte de la Escuela Taurina Sevilla - Amate impulsada por el maestro Curro Camacho. Diariamente, he de decir que entreno junto a los hermanos Juan Contreras y Manuel Pérez Mota.
¿Debut?
Mi debut tuvo lugar en la vecina localidad de Algar (Cádiz) el 7 de Septiembre de 2013 con reses de la Ganadería de D. Pedro Fernández y D. Salvador Domecq. El cartel: Francisco Montero, Manuel Navarro, Diego Herrera Coronil, Darío Cañas y Cristóbal Reyes.
¿En qué sitios te has presentado?
He realizado numerosos tentaderos y clases prácticas. También, he participado en varios bolsines de la provincia de Salamanca.
¿En qué situación se encuentra la Tauromaquia?
Actualmente, la tauromaquia vive una época en la que uno de los valores que debería de prevalecer por encima de todo nos está afectando y es el respeto. La fiesta de los toros es patrimonio histórico y cultural de España, algo tan arraigado en nosotros que debería defenderse como lo que significa y acabo de mencionar. Debemos de sentirnos orgullosos del símbolo que implica para todos, claro está que para ello, hay que quererla conocer y promocionarla.
¿Hay variedad de Ganaderías y de Diestros anunciados en los Carteles tanto en las Novilladas como en las Corridas?
En este sentido, posicionarme sobre este aspecto, sería de mejor grado que lo hiciera el aficionado desde fuera.
¿De todas tus actuaciones cuales han sido las más importantes?
Una de mis actuaciones más redondas tiene lugar en la Plaza de Toros de La Merced (Huelva) en las Colombinas de 2016, en la cual quedo triunfador tras cortar dos orejas a un novillo de la Ganadería de D. José Luis Cochicho. Y también me gustaría destacar otra actuación importante en esta plaza al año siguiente en 2017; corto dos orejas a un novillo de D. José Luis Pereda y abro por segundo año consecutivo la Puerta Grande de La Merced.
¿Eres Creyente?

En mí día a día, creo que hay un Dios que me acompaña, aunque es verdad que no monto capilla.
¿Cómo ves el futuro de la Fiesta de los toros?
Como decía anteriormente, nuestra Fiesta Nacional es testigo directo de continuos ataques que son provocados por la falta de sensibilidad que abunda. El futuro, lo desconozco, lo que sí le puedo decir es que nunca debería de perderse una forma de vida que sostiene a tantas y tantas familias y sobre todo, una filosofía única en el mundo, en la que te juegas la vida en vivo para satisfacer y emocionar a los allí presentes. 
¿Sueño?
Llegar a ser torero.
¿Lema?
Humildad.
¿Virtud?
Perseverancia.
¿Defectos?
Muchos.
¿Hobby?
Son diversos mis hobbies; tocar el saxofón, pasear por el campo, practicar deporte...
¿Os juntáis los compañeros de la Escuela Taurina para compartir gustos y para charlar?
Sinceramente, tengo muy buena relación con los compañeros de la escuela, pero por motivos de distancia no es posible juntarnos lo que quisiéramos. 
¿Compaginas Estudios o Trabajo con la Tauromaquia?
Desde siempre he tenido muy claro el camino a seguir y así lo llevo en mi día  día. Junto con la tauromaquia, que es mi mayor pasión, realizo una vida paralela que se compone de estudiar y trabajar, pues pienso que la formación académica y el hecho de trabajar es primordial para tener una madurez el día de mañana, ya que antes de ser torero hay que se persona.
¿Qué opinan tus familiares y amigos de tu querer ser torero?
La familia y los amigos desde siempre están conmigo y la verdad... Es muy importante para mí.
¿Música?
El pasodoble que más me gusta es La Concha Flamenca. Y en cuanto a la música, escucho todo tipo, pero me decanto más por la música clásica y por las rancheras mexicanas del gran José Alfredo Jiménez, un admirado del maestro José Tomás. Además, me encantan las canciones de Alejandro Fernández, José José, Francisco Céspedes, José Feliciano y Juan Luis Guerra.
¿Lecturas?
Con las ocupaciones que tengo, no leo todo lo que quisiera. 
¿Fechas en las que vas a aparecer próximamente?
Hay fechas en mente, pero me gusta ser cauto en este sentido, porque las ilusiones hay que hacérselas cuando están confirmadas.
¿Nos quieres decir algo más?

Me gustaría agradecer todo el apoyo que recibo de mis paisanos de Prado del Rey (Cádiz) y de los pueblos colindantes que también están conmigo. Quiero resaltar los tres autobuses que me acompañaron a La Maestranza el Jueves 19 de Julio, además de todas las personas que acudieron en sus coches particulares. Sentirse tan arropado desde tus inicios, es un lujo que no dejo de valorar. Y por supuesto, daros las gracias por permitirme la gran oportunidad de  dar a conocer un poco más la vida de Darío Cañas. Un abrazo.