EL DOMINICAL
Domingo, 22 Julio 2018 13:24

Poesía a Uceda Vargas

Escrito por  Mar Uceda Vargas

Poesía dedicada al Novillero sin Picadores Uceda Vargas.

Hay un hombre en el albero.
Hay un niño que ha crecido demasiado rápido.
Hay un hombre que lleva un niño dentro.
Hay un niño que se disfraza de hombre algunas tardes,
Cuando se viste de luces.
Hay muchos sueños en el aire,
hay ilusión y nervios.
Ya sale el novillo,
y el corazón se me encoge,
de punta los vellos,
al ver a Uceda Vargas recibirlo,
con temple,
coordinando con arte brazos y muñecas.
Revuelo de capote y los tendidos un “ole”.
El tiempo se me para,
Uceda viene con la muleta.
Embiste bien,
novillo guapo,
embiste bien,
por lo que más quieras,
que aquí estoy esperando para darle a ese niño la enhorabuena,
por los naturales que está pegando.
Yo no le pido más a la vida,
que ver a Uceda Vargas pegar unos lances como el sabe,
y unos muletazos de los que se te para el pulso y te late la carne.