EL DOMINICAL

IMG 6915

Domingo, 04 Marzo 2018 16:55

Ignacio Olmos, "Cuando uno va a una plaza debe hacerlo con las aspiraciones al máximo"

Escrito por  David Benavente Sánchez
Ignacio Olmos, "Cuando uno va a una plaza debe hacerlo con las aspiraciones al máximo" Foto JC.Maestre

Ignacio Olmos Torres, Novillero con Picadores nacido en la localidad toledana de Urda en 1996, se formó en las Escuelas Taurinas de Toledo y Madrid debutando con Picadores en 2016 en Cuerva (Toledo)

1.- ¿De donde te viene la afición taurina?

Mi afición nace con apenas tres años, cuando mi tío, que fue mayoral de la ganadería El Ventorrillo, empezó a enseñarme el toro y a inculcármelo.
2.- ¿Qué recuerdos de la infancia tienes en relación con los toros?
Recuerdo por ejemplo, cuando mi tío me llevó por primera vez a ver un tentadero, en el que participaba el maestro Joselito. Recuerdo que iba vestido de corto de manera impoluta. También guardo en mi memoria la encerrona del maestro Eugenio de Mora en Toledo bajo aquel diluvio. Para un niño como era yo aquello fue épico.
3.- ¿Qué lugar ocupa la religión en la vida de Ignacio Olmos?
La religión ocupa un lugar muy importante en mi forma de ver la vida. Soy profundamente creyente, y tengo la convicción de que todo lo que ocurre en el mundo pasa por manos de Dios. Él es quien guía todo.
4.- ¿Antes de torear rezas? ¿Tienes capilla y capote de paseo con imagen religiosa?
Al llegar a la plaza siempre rezo un padre nuestro, y nunca pido buena suerte o ayuda, simplemente que Dios disponga para mí lo que sea oportuno. Creo mucho en Dios, pero reconozco que apenas acudo a la iglesia ni soy muy practicante, con lo cual me parece egoísta rezar solo cuando me encuentro en momentos de angustia, y mucho menos para pedir.  Tengo una capilla que he ido acumulando durante años y que guardo con mucho cariño, aunque cuando voy a torear no la uso. Si que tengo un capote de paseo con la imagen del Cristo de Urda, del cual soy gran devoto.
5.- ¿Qué supuso para ti hacer la ofrenda de tu vestido de torear al Santísimo Cristo de Urda?
Quienes me conocen saben los duros momentos de incertidumbre, de miedo y de dificultad por los que he pasado puntualmente. Y aunque para superarlos ha sido muy importante mi esfuerzo y mi trabajo, también ha sido fundamental que en este caso el Cristo, en quien tengo mucha fe, me haya echado una mano enviándome buena suerte. El donar un vestido al museo de su santuario es una forma de agradecimiento.
6.- ¿Qué se vive cuando se pone el traje de luces? ¿Cambia el carácter y la personalidad?
Cuando me visto de torero obviamente siento miedo e incertidumbre, pero también una enorme felicidad porque voy a torear, que es lo que más feliz me hace en la vida. La personalidad no cambia, cada uno tiene la que tiene, pero si que el carácter varía, porque cuando uno va a una plaza debe hacerlo con las aspiraciones al máximo y se suele perder apego a muchas cosas.
7.- ¿Qué te han aportado las escuelas de Madrid y Toledo como torero?
De ambas instituciones guardo enseñanzas positivas que me han aportado mucho como torero y como persona. En la escuela de Madrid supe desde el principio lo que era la dureza de esta profesión, tanto delante de toro como en la competencia con los compañeros. El maestro José Luís Bote y a última hora el maestro Joselito fueron muy exigentes, incluso a veces desmesuradamente, pero hoy día agradezco haber podido avanzar y trabajar bajo aquella presión tan fuerte. En la escuela de Toledo, de la mano de su director Joselito de Vega, pude crecer y madurar como profesional. Venía de esa exigencia de la escuela madrileña y de otros dos años caminando por la profesión de manera independiente con las dificultades que ello conlleva, con lo cual llegué a aquella escuela sabiendo convivir con la presión y solo me preocupé de mejorar como torero, técnica y estéticamente. Además allí viví mi etapa final sin caballos y la disfruté de manera intensa.
8.- ¿Cómo afrontas la temporada 2018?
En estos momentos la afronto con mucha incertidumbre. No tengo ni una sola fecha. Soy muy realista con mi situación y sé que es muy complicada. Salvo que un taurino o alguna persona afín al actual sistema se anime a ayudarme, cosa que a día de hoy no vislumbro, mi única salida para poder empezar a caminar de nuevo es Madrid. Y con ese objetivo entreno y me preparo todos los días. Madrid es la única plaza con la que puedo abrirme camino y necesito que me anuncien allí, sea en verano o cuando sea, pero necesito poder torear en Madrid este mismo año.
9.- ¿Trabajas o estudias al mismo tiempo que te formas para ser torero?
La mayor parte del año la dedico a entrenar, a prepararme y a vivir para el toro, aunque desde que debuté con picadores hace dos años en invierno trabajo cogiendo aceitunas. Mi familia es humilde y hay que aportar lo que se pueda.
10.- ¿Quién te apodera?
El año pasado al taurino de la zona Ángel Bravo se le unieron el también taurino David Rodríguez, y el maestro Eugenio de Mora, que aunque lleva a mi lado desde mis inicios, se decidió a figurar como apoderado de manera formal.  Este año Ángel Bravo se desvinculó del apoderamiento, y por tanto sigo luchando con David Rodríguez, con la inestimable ayuda de Eugenio.

11.- ¿Qué supone para ti estar al lado de un prestigioso torero como es Eugenio de Mora?

Para mí es un privilegio enorme, comencé a caminar a su lado y a día de hoy sigue siendo así. Me ha ayudado llevándome al campo, dándome consejos, regalándome trastos y prestándome vestidos etc, Todo ello con la máxima categoría profesional y humana. Pero sobre todo, y más en la situación que atravieso, lo que destaco es que siempre me ha enseñado la realidad de esta profesión. Nunca me ha engañado. Hasta donde él tiene alcance hace todo lo que esté en sus manos para ayudarme, y si no es posible, me lo ha dicho y nunca me ha vendido humo. Su forma de ser es un reflejo de su toreo. Me han hecho infinidad de entrevistas y siempre digo lo mismo; si consigo algo importante en el toreo, parte de ello será gracias a él.

12.- ¿Hasta el momento cual ha sido la tarde más importante y bonita desde que debutaste con caballos?

Debuté en 2016, en Cuerva (Toledo) con una novillada de El Ventorrillo, que sirvió pero que fue una corridita de toros. Corté tres orejas, y disfruté aquel día desde la mañana hasta la noche. También fue muy importante la siguiente novillada de Conde de Mayalde en Mora, corté otras tres orejas y sobre todo fue importante por el compromiso y las líneas que tuve que cruzar en determinados momentos en esa tarde. Desde que debuté solo he toreado cuatro novilladas picadas, y en las cuatro cortado las orejas y he salido a hombros.

13.- ¿Te sientes español? ¿Qué relación tiene España con la tauromaquia?

Por supuesto que me siento español y estoy orgulloso de serlo. La tauromaquia y España van unidas, son una misma cosa, aunque algunos se empeñen en negarlo. No cabe duda que en España, al igual que en otros muchos países, hay problemas y manzanas podridas, pero si todos nos sintiéramos orgullosos por igual de nuestro país, de nuestra cultura y nuestra historia, quizá las cosas funcionarían de otra manera.

14.- ¿En que plaza de toros te gustaría tomar la alternativa?

Me gustaría que fuera en Toledo, que es la capital de mi tierra, la cual también me siento muy orgulloso de pertenecer a ella. También porque en Toledo logré aproximarme a lo que siempre he soñado como torero. La alternativa allí sería una oportunidad magnífica para poder acabar aquella obra incompleta. Pero hay que recorrer mucho camino antes de que eso pueda ocurrir.

15.- ¿Un lema o frase que te acompañe?

Eugenio siempre me dice ``lo que hace un hombre es capaz de hacerlo otro hombre, si se lo propone´´. Esa enseñanza la tengo muy presente, y yo le añadiria: ``Lo que hace un hombre es capaz de hacerlo otro hombre, si se lo propone y tiene fe´´.