EL DOMINICAL

Publicidad

Espacio reservado para patrocinadores y publicidad: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Domingo, 29 Octubre 2017 13:00

El Cid Campeador, primer Rejoneador de la historia

Escrito por  D. F. S. de A.

Cuantos documentos se revisan que tratan de la materia, lo mismo los antiguos que los modernos, están con textos en que el hijo de Lain Calvo, juez supremo de Castilla, osea, D. Rodrigo Diaz de Vivar, hacia los años de 1040, fue el primer adalid cristiano que dió muerte a los toros desde el caballo con su potente lanza, compitiendo en valor y destreza con los caballeros musulmanes a los que sobrepujó en tan alto grado, que produjo la indignacion y despecho de los defensores y satélites de la media luna, y la admiracion, estímulo y entusiasmo del Rey Fernando I de Castilla, y de todos los altos y pequeños de sus subditos y secuaces

¿Y cómo no? ¿Era posible que el hombre de corazón más grande de cuantos se han conocido, que tuvo la fiera dignidad de no dejar posponer la nación española a la francesa , tirando el sillón de marfil destinado al representante de ésta para colocar en primer lugar el correspondiente a la nuestra, ante el Papa mismo, autoridad suprema entre las supremas del antiguo régimen, acto inconcebible que le valió ser excomulgado (y absuelto al instante por imposición del mismo Cid), ¿cómo era posible que no intentara eclipsar el renombre adquirido por los fanáticos adalides del profeta en la lucha de los toros, cuando más latente y más empeñada era aquella emulación, llevada siempre hasta el delirio, lo mismo en el terreno moral que en el material?