EL DOMINICAL

Publicidad

Espacio reservado para patrocinadores y publicidad: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

×

Advertencia

JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

Domingo, 24 Septiembre 2017 14:37

El Paseíllo y la hora del debut

Escrito por  David Benavente Sánchez
Paseíllo en la Plaza de Toros "La Malagueta" de Málaga Paseíllo en la Plaza de Toros "La Malagueta" de Málaga Foto Paco Cascado

La Tauromaquia tiene Liturgia, Orden y Belleza, o sea, todo un entramado  y compuesto  de actos que enaltece  el mismo espectáculo  transformándolo en un Acto solemne, público y oficial

Se denomina Liturgia a la forma con que se llevan a cabo las ceremonias y sus ritos.
Etimológicamente significa servicio público u obra del pueblo. El término liturgia proviene del latín liturgia (liturgia), que a su vez proviene del griego λειτουργία (leitourguía), con el significado general de «servicio público», y literal de «obra del pueblo». Incluye a su vez los términos λάος (láos), pueblo, y έργον (érgon), trabajo, obra. En el mundo helénico, este término no tenía las connotaciones religiosas actuales, sino que hacía referencia a las obras que algún ciudadano llevaba a cabo en favor del pueblo o a las funciones  que se hacían para el pueblo. Quizá uno de los momentos más punteros de la Belleza Taurina sea el “hacer el
paseíllo” que nos pone en deferencia y consideración de todo lo que va acontecer en el ruedo fijando nuestra mirada en lo esencial.   En este “hacer el paseíllo” es capital la fecha del debut en la que se expresa el sentido de jerarquía y de orden.  Fecha trascendental en la que se produce un cambio sustancial en la vida que marca un hito en la trayectoria taurina. Por ejemplo, el joven Novillero José Fernando Arévalo Marco  no solo se grabó en la memoria fotográfica el día de su presentación oficial como  Novillero con caballos  en la plaza de Valencia sino que en su espíritu emprendedor se tatuó en la parte superior del muslo esta
fecha – 10 de Mayo de 2009 - que coincidió  con la fecha de  Nuestra Señora de los Desamparados, Patrona de Valencia. Esta fecha está tatuada en lo secreto, en comparación con otros miembros del cuerpo más vistosos,  para que no la pueda ver nada más que él a la hora de ponerse el Traje de luces, o como dice él, “para que solo la podamos ver yo y mi novia”. Es algo que pertenece a la intimidad dado que esta fecha también le sirve para Encomendarse a la Santísima Virgen María antes de salir a torear. Su Debut fue en Méjico pero su presentación oficial en España fue en Valencia en el Certamen “Valencia busca un torero” “Camino del Matador”  en la que corto una oreja con petición de una segunda y se mostró excelentemente Torero con todas las cualidades que conlleva. Su tierra Valenciana la lleva marcada  en el corazón dado que él es de allí, pero antes del 10 de Mayo de 2009 se presentó en un pueblo de la C.A.M- Colmenar de Oreja- en donde cortó cuatro orejas y un rabo. Esto es solo una anécdota que pone de manifiesto hasta qué punto es elocuente el debut para un profesional pero en las biografías de los Matadores de toros  y Novilleros podemos extraer  muchas más. No solo es una fecha que se tatúan en el cuerpo como José Fernando sino con la que sueñan como Jesús Mejías que decía “Sueño cada día y cada noche con el debut con picadores”.
El Paseíllo, la Passerella con su exhibición  y con su sinfonía, es el desfile de la Cuadrilla por el Ruedo antes de comenzar la Corrida. Es un acto de enorme colorido, emotividad y Liturgia en el que la Cuadrilla/s se coloca jerárquicamente, tras los alguaciles que han solicitado con anterioridad el permiso a la Presidencia para la Salida de la misma. En primer lugar se sitúa el Matador y tras él, correlativamente, caminan Banderilleros y subalternos (están a la orden del Torero principal), Picadores en sus monturas, Monosabios, Areneros y el tiro de mulas arreado por los Mulilleros, de forma que se forman tantas filas como Matadores salen desde el patio de cuadrilla/s en dirección al Palco que ocupa la Presidencia. Los Matadores, a su vez, también se colocan jerárquicamente; situándose el de mayor antigüedad a la izquierda, el siguiente a la derecha y el más “tierno”, “principiante”, en el centro. Esto es un gesto de respeto hacia los más neófitos y recientes.  En caso de que actúen Rejoneadores, deben marchar estos delante de los Diestros preferentes de a pie. En las Corridas mano a mano, los Espadas encabezan el Paseíllo colocándose en el centro de los mismos, pero detrás, el Sobresaliente o sustituto en el caso de inutilización del Espada que actúa en todas las Plazas en las que actúa un solo Espada o dos, o bien ayudando al Rejoneador. El Torero  Espada que torea por primera vez debe pisar el Albero desmonterado, es decir, con

la Montera en la mano. En el caso de que hubiera hecho el Paseíllo de Novillero y volviera al mismo Ruedo una vez tomada la Alternativa también desfilará hasta el Palco Presidencial destocado. El  Paseíllo es el preámbulo al inicio del Festejo o de la Fiesta Taurina.  Es un ritual que se hace siempre y sin excepción. La colocación es algo muy importante, en el paseíllo cada uno tiene una posición que no se puede incumplir. Un ritual es una serie de acciones, realizadas principalmente por su valor simbólico. Son acciones que están basadas en algún habito o repetición, ya sea un hecho histórico   , una ideología, las tradiciones, los recuerdos o la memoria histórica de una comunidad, etc. El término "rito"proviene del latín ritus. En la vivencia comunitaria y personal, el término "ritual", en ocasiones se refiere a una acción o serie de acciones que una persona realiza en un contexto dado que no tienen otro propósito o razón fuera de él. Este Ritual es Arte, es sentimiento, es emoción, es símbolo, es expresión, es naturalidad, en definitiva, es exponerse.
Decía, el Matador de toros, MORANTE DE LA PUEBLA:
"El arte no se pega y cuando se quiere imitar se hace el ridículo". "Uno no puede pensar en el arte, porque ¿el arte qué es? Hay que soñar en tu faena, quizá sí se deba de estudiar, pero no el arte en sí, sino esto haría, esto no haría".
"Las tauromaquias antiguas tienen mucha más pureza porque no existía el quererse poner bonito, esa cosa tan compuesta que muchas veces se realiza. Era más práctico, más campero, más sencillo, y en esa sencillez nacía más el arte". Efectivamente  cuanto más puro es un gesto bello mas arte contiene y más capacidad de entusiasmarnos contiene. El mundo está lleno de pequeñas alegrías: el arte consiste en saber distinguirlas.
Ojalá la Tauromaquia nos enseñe a tener un olfato para saber distinguir las verdaderas alegrías, las eternas verdades y lo genuino de existir.