Noticias

Publicidad

Servitoro

Lunes, 09 Julio 2018 06:53

Borja Serrano gana el "Garbanzo de Oro" de Fuentesaúco para Novilleros sin Picadores

Escrito por  Jesús López Garañeda

El garbanzo de oro es una insignia que se entrega al ganador en un acto público a celebrar en las jornadas invernales, y una vez acabada la temporada taurina en el Teatro Principal de Fuentesaúco.

El novillero de Medina del Campo Borja Serrano ha sido el ganador de la presente edición del “Garbanzo de oro” para novilleros sin picadores al cortar dos orejas al novillo de Monte la Ermita que le tocó en suerte, tras una faena acoplada y variada, con hechuras, temple y disposición del novillero que embarcó al eral, bravo, aplaudido con fuerza en el arrastre. Borja Serrano ha dejado claro hoy que quiere y puede ser torero al protagonizar una faena de galanura, pureza y entrega que le han hecho acreedor al prestigioso premio de la localidad zamorana, cuyo Ayuntamiento presidido por Gaspar Corrales reconoció en el acta correspondiente el fallo en favor de quien mejor de los cuatro novilleros había actuado.

Grande es la plaza de Fuentesaúco para los erales de Monte la Ermita, bravos y nobles en general, escurridos de peso, pero que sirvieron a los muchachos que disputaban el popular “garbanzo” saucano.

Carlos Enrique Carmona (oreja); Daniel Barbero(oreja); Diego García(vuelta al ruedo) y Borja Serrano (dos orejas) han sido hoy los protagonistas del festejo.

Todos ellos han tenido su aspecto positivo, su aquel, mostrado y destacado en el arte de torear, llegando al público que los aplaudió reconocidamente.

Quiero destacar una serie al natural instrumentada por Diego García, el torero de San Sebastián de los Reyes, plena de interés, armonía, temple y mando. Por la derecha también estuvo muy bien y cuando prácticamente tenía ganado el prestigioso galardón, tras una media estocada, intentó descabellar sin conseguirlo por lo que recibió el recado de la Presidencia en forma de aviso y vio cómo se le esfumaba un reconocimiento que había ganado por haber sido el mejor de los novilleros con la muleta.

Borja Serrano, cuya faena brindó al subalterno David Picón, estuvo dando sitio y pausa a la lidia del novillo de Monte la Ermita, bravo y repetidor, que fue fuertemente aplaudido por el público en su arrastre y aunque entró a matar dos veces, su preparación, torería, clase y forma de entender la lidia, fue sin duda lo que le hizo ser declarado ganador merecidamente, al cortar dos orejas y salir por la puerta grande de Fuentesaúco.

Nuestro agradecimiento a la empresa de Miguel Cubillo por su atención para poder realizar esta información.