Noticias

Publicidad

Servitoro

Martes, 03 Octubre 2017 21:10

Héctor Gutiérrez deja su impronta torera en la 2ª del VII Certamen "Piña de Oro" de El Hoyo de Pinares

Escrito por 

Con una entrada de más de tres cuartos de plaza se celebró el segundo festejo con erales de Flor de Jara y Los Maños, bien presentados, y de comportamiento desigual, para los novilleros Daniel Lafuente y Héctor Gutiérrez

Daniel Lafuente se topó en su primero con un Flor de Jara, cárdeno, rematado, pero de poco juego. Con tendencia a acostarse por el pitón derecho y a embestir ayuno de emoción y a salir distraído por el otro, el novillero practicó una faena de trámite sin intentar remediar las carencias de su oponente y obteniendo el silencio del publico.
En el tercero de la tarde, Lafuente se enfrentó a un bien presentado novillo negro de Los Maños, mansote, tardo, reservón , al que le costaba entregarse, con el que el diestro no se mostró animado para cruzarse y encontrar el sitio a fin de provocar y embarcar la embestida. Al entrar a matar por segunda vez fue enganchado por lo que hubo de pasar a la enfermería, sin consecuencias de importancia. Hubo de rematar la suerte suprema su compañero de festejo.
A Héctor Gutiérrez correspondió la lidia del segundo, un ejemplar de Los Maños, algo terciado, de embestida noble , obediente a los toques , no sobresaliente por su fuerza , que facilitó una faena limpia y tranquila que gustó al publico y mereció el premio, algo generoso, de dos orejas.
El cuarto de la tarde , un ejemplar de Flor de Jara que resultó inválido , se mantuvo en el ruedo con la protesta generalizada del público. Héctor Gutiérrez se limitó a darle muerte, concediendo la Presidencia la salida , como quinto novillo, del sobrero de Los Maños.
Este correspondió también a Héctor Gutiérrez. El novillo comenzó embistiendo a media altura y revolviéndose enseguida por el pitón derecho. Cambiado de mano entró a la muleta sin completa entrega, saliendo algo distraído del pase. Estos defectos no pudieron contrarrestarse a tiempo y el novillo empeoró aprendiendo a colarse por los lados. La faena tuvo su interés aunque no pudo alcanzar la consistencia suficiente para superar un reto nada fácil.

Al finalizar, Héctor Gutiérrez salió a hombros por la puerta grande.

 

Plaza de Toros de El Hoyo de Pinares

Ganadería de Flor de Jara y Los Maños

  • Daniel de la Fuente, silencio y silencio

  • Héctor Gutiérrez, dos orejas y silencio