Noticias

Publicidad

Servitoro

Domingo, 18 Junio 2017 10:31

Emilio de Frutos proyecta crear una Escuela Taurina en La Higuera

Escrito por 

El diestro y empresario de Navalmanzano confía en que el centro pueda estar en marcha para la próxima temporada y poder transmitir su experiencia a los futuros toreros

Según informan nuestros compañeros de El Adelantado de Segovia, el diestro y empresario taurino segoviano Emilio de Frutos Muñoz proyecta la creación de una Escuela Taurina en el núcleo de La Higuera (Segovia), donde ya cuenta con la finca en la que se instalará el centro y únicamente se encuentra a la espera de los permisos definitivos

El proceso va muy avanzado y confía en que la escuela esté ya en marcha para la próxima temporada. Según explica Emilio de Frutos, será la tercera escuela taurina federada de Castilla y León, ya que en la actualidad existen dos en la comunidad, una en Salamanca y otra en Medina de Rioseco (Valladolid). El torero de Navalmanzano, matador desde los 27 años, se encuentra muy ilusionado con la futura escuela, en la que espera transmitir su experiencia a los chavales que sienten afición por el mundo del toro y que quieren dedicarse a ello como profesionales. De Frutos manifiesta que hay muchos jóvenes en la provincia, “con el gusanillo de los toros” y “con esta escuela quiero que tengan la posibilidad de aprender y demostrar sus habilidades”.

La futura escuela constará de una nave, en la que poder entrenar con toreo de salón durante los duros meses del invierno, varias aulas para clases teóricas y una plaza de tientas para realizar las prácticas. Como mínimo espera poder abrir con 10 chavales, aunque la escuela estará preparada para unas 20 futuras promesas. Emilio de Frutos se muestra muy ilusionado con esta iniciativa en la que lleva pensando muchos años, y aunque admite que “la tramitación es un poco lenta”, añade que “confío en que lo voy a hacer”. Tiene mucho interés en hacer realidad unas buenas instalaciones en la provincia de Segovia, para aquellos jóvenes que en estos momentos tienen que desplazarse fuera de la provincia para poder estudiar en una escuela taurina. Su idea es que, además de él, el centro cuente con otros dos o tres profesores, lo que supondrá la creación de varios puestos de trabajo, con el objetivo claro de la escuela de “cuajar”algún torero importante.