Noticias

Publicidad

Servitoro

Domingo, 04 Diciembre 2016 12:07

Toros de Leyenda

Escrito por  Luz María Ruano

El trazo de la diversificación de encastes bravos en las numerosos campos y dehesas bravas españolas, hacen aflorar los sentidos más profundos de quienes hacen de la fiesta nacional un modo de vida, una filosofía elemental, un legado venidero visible a futuras generaciones cesando un rico conocimiento ante la crianza del toro bravo de lidia. 

La decadencia política por la que atraviesa en los últimos años la tauromaquia y la falta de apoyo de algunos miembros políticos a ella, hace que se suma en una constante crisis económica al país haciendo que reconocidísimas ganaderías españolas de renombre, tengan que emigrar hacia otras latitudes y tierras, concretamente a tierras latinoamericanas, donde la valoración al toro de lidia español es inmensa por su extensa dedicación diaria a la crianza absoluta de un toro bajo, astifino, noble, largo y de gran profundidad. 

La unión ginegetica de una selección minuciosamente elegida de sementales y vacas de vientre, atestiguarán la crianza de nuevas camadas nacidas en las dehesas bravas. Camadas herradas a hierro forjado de un fuego lento, fisiologicamente perfectas ante la llegada inminente de ese toro de leyenda. 

La vida del rey del campo bravo llevará por delante la andanza de embestir, tientas y retientas, con gran resultado exitoso en ellas serán llevadas a plazas de primera, lotes seleccionados de gran variedad y calidad sintetizarán la bravura en manos expertas para una lidia de ejecución perfecta.

La médula de la crianza de castas bravas seguirá siendo el aporte de camadas becerriles a los campos bravos, itinerarios continuo de tramos de idas y venidas, la amnistía reconocida a un toro de leyenda, la analogía becerril establecida a las razas de lidia. 

El origen innegable de ese toro de lidia de leyenda es la realidad que libros genealógicos llenos de bravura escrita se decantarán por un criador con unas funciones laboriosas de gran dedicación, donde el temple será la mediación de manos expertas. 

La capacitación a la elección de elaboración de géneros de reses bravas elegidas a conciencia notablemente por esas manos ganaderas, hacen presagiar el esfuerzo, la personalidad y el conocimiento primordial a la continuidad de esas ramas lineales de la bravura, la nobleza corriente de rasgos genéticos íntegramente dedicados a la búsqueda de la pureza integra.