Noticias

Publicidad

Servitoro

Domingo, 27 Noviembre 2016 20:52

El linaje perdido de D.Luis Algarra Polera

Escrito por  Luz María Ruano De Dios

Ubicada a orillas de la sierra norte sevillana, una de las ganaderías madres andaluzas, la de D.Luis Algarra Polera, pastan plácidamente entre encinas y alcornoques, sumergida entre abruptos montes de gran belleza naturista lleno de paisajes emblemáticos, excelentes vacadas  de vientre, madres de gran crianza que alumbran las nuevas camadas becerriles que reseñaran el campo bravo de futuras generaciones, recelosos de rematar las suertes de una tauromaquia en plena alza.
Relevante hierro ganadero con historia revisan con persistencia la bravura de reses herradas de élites rurales de grande explotaciónes agrarias. La incertidumbre del miedo de la división de opiniones, me hace vivir en ocasiones el consumo día tras día de el cenit de todas esas ganaderías de renombre divididas por la que sería la ausencia ante una coherencia de algunos hechos que me hacen pensar que la pureza que buscaba en los latidos persistente de las raíces de la tauromaquia hace que me replantee cuales son los verdaderos destigios del camino. 
Recordando época de otras latitudes, aquellas palabras sabias expresada de gran inteligencia, gestos de manos curtidas experimentadas dispuesta a intentar que el camino andado sea recordado y expuesto a oídos desconocidos y porque qué no decirlo, allanarlo. 
Tras el fallecimiento de D.Luis Algarra Polera en febrero de 2006, ganadero sevillano de reconocido renombre y ser uno de los criadores de toros de lidia más respetado dentro y fuera del albero, su marcha hace presagiar futuros augurios que el latir por el cual luchó, su brava ganadería, durante su existencia terrenal, iba a traer ríos de tienta.
Apenas a unos meses de haberse cumplido una década del fallecimiento de D.Luis Algarra Polera, uno de los grandes criadores de toros de lidia andaluces, nos paramos a recordar a este gran hombre humilde, campechano y muy alegado a todos aquellos que lo conocían. Hoy hablamos con D.Luis Algarra Crehuet, el menor de los siete hijos del ganadero y uno de los copropietarios de la Ganadería Luis Algarra Polera. 
Buenas tardes Sr. Ganadero. 
1- ¿ Cómo recuerda usted ese linaje de toros de lidia con el cual comenzó su padre e inicia la ganadería? 
R.P. Lo recuerdo con mucho anhelo porque los comienzos de mi padre fueron en la finca Las Cigüeñas, en el término de Villamanrique la Condesa, ahí es la finca donde se reunía la familia, procede tanto mi padre Luis Algarra Polera como mi madre Concepción Crehuet, anteriormente de mi abuelo Salvador Algarra, ahí es donde se inició realmente la ganadería. Tiene una serie de años, por circunstancias hay una transformación de toda la zona norte de las marismas al monte de secano estaba dehesas muy llanas, nos obligan a marcharnos porque hay una transformación de secano a regadío, ponemos rumbo primero a Castiblanco de los Arroyos, finca callejero, a continuación subimos otro peldaño y finalmente paramos en la finca de la actualidad, La Capitana, la ganadería propiedad de la entidad de la sociedad mercantil, ya en la finca se centra y se cuaja la selección, la crianza y se remata muy bien. 

2- ¿ Cómo es el perfil de ese toro bravo que se cría en la finca la capitana?  ¿Cómo lo definiría?.
R.P. El perfil del toro al año anterior 2006 se cría un toro bajo de agujas, muy bien hecho, muy armonioso, de unos 500 kg de peso, la cara pese a su seriedad no era un cara agresiva, no molestaba, el pelaje negro y castaño burraco, después se ha modificado el tipo de toro, un poco más alto, las caras son las perfectas que por eso quiero separar mi parte para poder criar y buscar ese toro que lo identifiquen con el toro de D.Luis Algarra de toda la vida, quiero perfilarlo y que lo identifiquen, más armónico, que no se salga, que se pueda lidiar en las plazas de primera, que sea un toro bajo, armónico, largo y profundo. 

3- Actualmente somos conocedores de la composición de la vacada que se cría en La Capitana, tanto realas y sementales. ¿Es conocedor usted de la selección de machos y hembras que allí se crían? 
R.P. Yo he sido conocedor de todo, herraderos, tentaderos, sementales, selección de hembras, de todas las parcelas de la Ganadería hasta el 2007-2008, he vivido bajo las aguas y pilares de mi padre antes de fallecer, después de 2008 por circunstancias del administrador de la entidad mercantil, no he tenido ningún tipo de acercamiento, de facilidad ni ningún tipo de posibilidad entrando en una dictadura total, no tengo forma de acercamiento, pedí documentos que están reflejado que quise pedir datos a la propia Unión de Criadores de Toros de Lidia de Madrid sino no había forma de obtener datos de la Ganadería, aunque las raíces de antaño las conocía, después ya no tengo ni información alguna ni de eralas ni machos, ni tentaderos, ni cualquier actividad ginegetica, no tengo conocimiento de la selección de la Ganadería, cuando vivía mi padre si tenía conocimiento de primera mano, pero no por medio de la administradora de la sociedad mercantil.
Por ese mismo motivo quiero acelerar las particiones de la Ganadería al no tener noticias, ni datos, no quiero que se enturbie ni se pierda esa esencia que tenía, ni la personalidad que tenía el toro de D.Luis Algarra Polera, por eso voy agilizar por todos los medios para que se lleve a cabo la participación de las partes de la Ganadería como de la finca para criar ese toro de lidia en que creía mi padre y quiero continuar con él. 
4- ¿ La ganadería pertenece alguna de las asociaciones ganaderas conocidas?.

R.P. La ganadería pertenece a la Unión de Criadores de Toros de Lidia, la ubicación de la oficina la tiene en Madrid, antes la tenían en Sevilla pero se ha centralizado todo en Madrid, es una entidad de primera que se fundó en 1905.
5-¿ Cual será su próxima filosofía ganadera ante nuevos proyectos en esta campaña taurina 2017?. 
R.P. Mi filosofía, si colaboran como quiero, es que vuelva a sus raíces de antaño lo que es la ganadería y demás por circunstancias, no se está lidiando en plazas que le corresponde, por lo que estoy agilizando por todos los medios la participación de la parte correspondiente de la Ganadería que yo tengo (el 34,15 %) y quiero agilizar la participación y así poder remontarla donde estaba anteriormente, que no haya peldaños y alcanzar ese fin que es el rematar la ganadería al lugar que le corresponde. La particular crisis que el campo bravo andaluz vive se alista a la caída de festejos, el toro vale menos de la mitad que hace una década, encareciendo su coste.


"¿Será este el ocaso de los criadores de toros de lidia y el hundimiento de ganaderías existentes?"