Noticias

Publicidad

Servitoro

borja-ximelis-banner-880x280

IMG 6915

Domingo, 18 Septiembre 2016 18:42

Brava Novillada en Corrales del Vino y Tienta de eralas por alumnos de la E.T. de Rioseco

Escrito por  Jesús López Garañeda

El Ayuntamiento de Corrales del Vino ha celebrado un festejo mixto, lidiándose dos novillos de la ganadería de Adelaida Rodríguez por el colombiano José Luis Vega y tienta de tres eralas a cargo de los alumnos de la escuela de Medina de Rioseco José Manuel Serrano; Juan Pérez Marciel y Luis Enciso dentro de sus fiestas patronales con una buena entrada en la placita habilitada al efecto. La afición que Zamora tiene en algunos pueblos para fomentar la Tauromaquia de comienzo de andadura lo demuestra programando esta novillada con la plaza engalanada de banderolas de colores y guirnaldas y realizando el esfuerzo correspondiente para ayudar a estos muchachos que quieren empezar, que se inician en el arte de torear.

Vamos primero con los dos novillos toreados, banderilleados y muertos a estoque de la ganadería de Adelaida Rodríguez, el primero bravo pero escaso de fuerza y el segundo bravo, noble y encastado, con movilidad y celo en su embestida que propició que su lidiador el novillero colombiano Luis Vega saliera a hombros por la puerta grande al cortarle las dos orejas tras una buena faena en la que se vieron detalles con cierta soltura en el debutante. Si ante su primero, al que cortó una oreja, estuvo bien por el pitón izquierdo pues fue el que le permitió los mejores momentos, en su segundo brindado al maestro Andrés Vázquez anduvo más sobrado, con temple y asiento, de tal forma que comenzó su faena a pies quietos en el centro del platillo terminando esta serie con un ayudado por bajo de cierta galanura. La faena transcurrió con pureza y tuvo momentos realmente interesantes tanto con la mano izquierda como con la derecha, pues el Adelaida Rodríguez iba largo y con prontitud al cite, humillaba ante la franela y fue bien embarcado por el muchacho colombiano.

Una estocada entera tras pinchazo le valieron las dos orejas que paseó orgulloso alrededor del anillo. 

En la lidia sobresalió David Adalid. El sobresaliente Jorge Sahagún resultó atropellado al intentar dar una verónica a este ejemplar y resbalar como consecuencia del mal firme de la plaza.

Por su parte los chavales de la escuela, estos ataviados con traje campero, torearon unas eralas muy bravas de Adelaida Rodríguez, pero sin contar ni saber el comportamiento de las mismas al no ser picadas en esta ocasión. De todos modos, José Manuel, Juan y Luis obtuvieron ovaciones de los espectadores que se dieron cita en este polvoriento ruedo, mostrando su toreo que, aunque de aprendizaje, ya va logrando cotas de cierto interés.

En resumidas cuentas, Corrales del Vino ha puesto en escena lo que su presupuesto le permite, y siempre en apoyo de quienes empiezan en el difícil arte de torear y eso en estos tiempos es digno de reconocer.